Si Javier Cercas se pusiera un espejo delante…

Si Javier Cercas se pusiera un espejo delante,
¿olvidaría su preocupación ante la independencia catalana? *

Hablando sobre Barcelona, entre una serie de cosas interesantes, el novelista Javier Cercas explicó el 8 de agosto de 2014 al semanario italiano L’Espresso (http://espresso.repubblica.it/visioni/cultura/2014/08/08/news/a-barcellona-con-javier-cercas-1.176488?ref=twhe, considerado un referente progresista en Italia) que “estoy preocupado (…) Aquí están obsesionados por el miedo a perder su identidad” (…) “la idea de la independencia catalana sólo define la voluntad de un poder mezquino, provincial, tacaño, replegado sobre sí mismo por miedo a confrontarse con los demás”.

Pero…

…¿quiénes son los que “están obsesionados por el miedo a perder su identidad”? El pueblo catalán sabe que tiene una identidad, mientras que la-camarilla-de-Madrid-y-sus-cómplices-de-cualquier-parte-incluido-en-Catalunya (abreviado: la-camarilla-de-Madrid) sabe que los españoles contemporáneos no tienen identidad, tanto que ni siquiera tienen letra para su himno.
En 1714 comenzaron a construir el “Estado Español” y saben que son un “ESTADO-nación”. Sin “Estado Español” saldría a la luz que no hay “españoles”, y que la única España real, libre y habitada por españoles que hablaban español que existió fue la Confederación catalana-valenciana-mallorquina-aragonesa hablando catalán. Durante 300 años hemos sido una NACIÓN-sin-estado, pero muy pronto volveremos a ser una NACIÓN-estado.

… ¿cuál es el “poder mezquino, provincial, tacaño, replegado sobre sí mismo”?
¿El poder catalán, basado en Constituciones y en los pactos entre los diferentes actores sociales, que aprendía las lenguas habladas en los territorios a donde llegaba y que establecía virreinatos (Nápoles,…; Nueva España –aquella España, y no la construida a golpes tras 1714-, México,…) y en el que muchos cargos se elegían por insaculación y por un año o, en todo caso, por unos pocos años (por esta razón Artur Mas es el presidente número 129 de la Generalitat),
o el poder castellano, absolutista, dictatorial, con el monolingüismo que continua caracterizándolo y con cargos designados regiamente a dedo y de por vida, base de la corrupción castellana que importó e implantó en Cataluña el Decreto de Nueva Planta de 1716?

… ¿quién tiene “miedo a confrontarse con los demás”? ¿Nosotros, habitando a ambos lados de los Pirineos y con amplias y visitadas costas mediterráneas delante, o ellos, viviendo en la aislada meseta (“Nueve meses de invierno y tres de infierno”) y transformando “¡Santiago y cierra, España!” en “¡Santiago cierra España!”?

La-camarilla-de-Madrid sabe que somos más fuertes nosotros, aún bastante cegados pero endurecidos por 300 años de represión y censura, y por 500 años de traducciones y falsificaciones de todo tipo, que ellos, acostumbrados a 300 años de reprimir y censurar, y a 500 años de ejercer el espolio sistemático de la Nación Catalana no solamente fiscal sino histórico, territorial, cultural, artístico y en todos los ámbitos (ver la Web del Institut Nova Història: http://www.inh.cat)

Lluís Botinas

Barcelona, 1 de septiembre de 2014
*NOTA: Parece ser que Javier Cercas declaró días más tarde que el semanario no había sido fidedigno